Minimalismo Cálido

El minimalismo en casa nos asegura un entorno, como decíamos, pacífico y calmado, pero a muchos les parece demasiado impersonal y frío. Si es tu caso, te encantará saber que este año arrasará el minimalismo cálido, que hace de los interiores de esta tendencia espacios mucho más acogedores. Sólo debes implementar unos pequeños cambios para conseguir esta sensación de ‘hogar’ sin romper con el orden y la limpieza del espacio:

La decoración minimalista, como su nombre indica, se caracteriza por la pretensión de simplificar al máximo y dejar a un lado todos aquellos elementos que no sean esenciales. El minimalismo cálido lleva a su máxima expresión la sencillez y naturalidad. No se trata de un minimalismo frío y despojado donde el blanco se combina con blanco o con algunas pinceladas de negro, sino de ambientes en los que hay poco, pero con peso, es decir amueblar el espacio sin abarrotarlo de cosas.”
Siguiendo estos siete pasos, conseguirás convertir tu interior minimalista y bien ordenado en un espacio aún armónico y equilibrado, pero a la vez, acogedor, perfecto para darle la bienvenida a este año y sumarte a la tendencia decorativa de moda, con diferentes texturas para decorar:


1. Elegir materiales nobles y desnudos


Pocas piezas, pero bien seleccionadas. Esa es la clave para que funcione un entorno minimalista, que admite toques en negro de hierro, mármol o acero, pero en el que suelen predominar materiales naturales como la madera en sus tonos más claros. No es raro encontrar en estos espacios, un asiento y respaldo en fibra de rattan sintético.

2. Cojines en tonos cálidos


Una de las formas más rápidas y fáciles de darle nueva vida a un salón o un dormitorio es añadir cojines nuevos. En este caso, también nos servirán para romper el ambiente neutro de un interior minimalista. Para ello, elige unos de colores cálidos y materiales nobles, como los de lino o de terciopelo.

3. Un toque anaranjado en la mesa


“Otra manera sencilla de abrazar el minimalismo cálido es implementar piezas de colores terracotas y anaranjados en la mesa, por ejemplo, una vajilla de líneas sencillas y preciosos acabados naturales.

4. Mantas


Añádele una buena manta al sofá ahora que va pegando y ganarás no sólo en confort, sino también en texturas, que aumentan la sensación de hogar encontramos una de punto con el borde en color contraste que no romperá la gama cromática neutra.

5. Mueble con Historia


Las piezas con pasado son mucho más cálidas que las extremadamente pulidas, que suelen ser las propias de este estilo. Aquí va una idea: cambia alguna pieza de mobiliario “lisa” por un mueble con historia. fabricados en madera de pino reciclada, con marcas e irregularidades propias del desgaste causado por el paso del tiempo. Se convertirá automáticamente en un punto de interés en la habitación sin recargarla.”

6. Cuadros


“Un marco color madera y una pieza sencilla pero llamativa puede hacer mucho más atractiva una estancia minimalista. También puedes optar por estas láminas de arte geométrico, también en la gama cromática más cálida. Por supuesto, la elección depende de tus gustos y el estilo de tu casa.”

7. Tapetes


Es fácil conseguir el toque perfecto para un espacio minimalista con una alfombra de lana de buena calidad, discreta, gustosa y elegante, No obstante, si añadir un patrón en el tapete te parece que cambia demasiado el aire minimalista de tu casa.

Estas entradas

podrían gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *